FAQ'S

Actualmente parece mejor que nunca, especialmente en el mercado de la vivienda con las hipotecas más asequibles hasta el momento. La rentabilidad que ofrece el mercado inmobiliario es muy superior que la que ofrecen los Bonos de Estado a 10 años: 0,2%, por ejemplo.

Según los últimos datos publicados por el Banco de España, en España la rentabilidad bruta por alquiler de vivienda se sitúa en el 3,9%. Una cifra que asciende al 10,7% si añadimos la revalorización de su precio, es decir, la plusvalía que se obtiene por vender ese miso inmueble.

Analizar el mercado inmobiliario para conocer qué activos nos ofrecen mayor rentabilidad es primordial. Actualmente las oficinas se posicionan como el producto inmobiliario que mayor rentabilidad ofrece en el mercado del alquiler, la rentabilidad bruta de la compra de oficinas para alquiler en el mercado ha crecido hasta el 9,6% aumentando así la distancia con respecto a la inversión de vivienda o en locales comerciales.

La ubicación del inmueble influye de forma directa en el rendimiento de la inversión. No es lo mismo adquirir una propiedad de una gran ciudad que hacerlo en una zona secundaria o en una cosa; como tampoco reporta el mismo beneficio comprarla en el centro urbano o en la periferia.

Las grandes capitales siguen siendo, en general, las plazas más rentables, aunque hay otros muchos municipios españoles con potencia y otras modalidades de inversión inmobiliaria capaces de ofrecer rendimientos de gran atractivos. Los locales, las oficinas, los garajes y los almacenes y el suelo industrial son algunos ejemplos.

Realizar una inversión inmobiliaria beneficiosa o no depende también del momento del año que elijamos para ello. Normalmente, si buscas una vivienda, la primera es la época que elige la mayoría de los ciudadanos para comprar una casa, l que conlleva que el precio de estos activos sea más elevado.

Por eso, la vuelva de las vacaciones hace que agosto y septiembre se conviertan en los meses más idóneos para nuestra inversión.

Antes de comprar un inmueble tenemos que analizar el tamaño de propiedad que nos interesa porque luego influirá en la posterior venta y alquiler. A priori es más sencillo vender un pequeño apartamento que una gran mansión, pero todo dependerá de nuestra capacidad de inversión.

Siempre recomendamos informarse de estos conceptos y correspondientes cuantías antes de realizar la compra para conocer por anticipado cuál es el desembolso que tendremos que destinar a este concepto.

La compraventa de una vivienda implica el gasto de la gestoría, la escritura pública en la notaria, la inscripción en el Registro de la Propiedad, el pago de IVA su la casa es nueva o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales si de segunda mano, etc.

Una reforma supone un desembolso extra a nuestra compra. Pero adquirir una vivienda y reformarla puede aumentar el valor de la misma hasta un 30%.

Por ello, debemos valorar si nos compensa más comprar un inmueble barato y reformarlo antes de su venta o adquirir directamente uno de obra nueva.

Tras comprar el inmueble, tendremos que sumar otros gastos fijos asociados a la propiedad como los gastos de la comunidad, su importe depende en gran medida de las instalaciones (piscina, jardín, zona deportiva, etc.) y el equipamiento que tenga el inmueble y de su mantenimiento para que esté en buen estado, y el Impuesto de Bienes Inmuebles que se paga anualmente.

Identificar y cuantificar los perfiles que demandan cada tipo de inmueble nos ayudará a decantarnos por un tipo de activo u otro.

En este sentido, la vivienda de lujo en el centro urbano resulta muy atractiva para singles, la vivienda de la costa lo es para compradores extranjeros y los pequeños apartamentos en zonas más alejadas del centro son una opción muy interesante para los jóvenes estudiantes o trabajadores de Hospitales; y una vivienda ubicada en un barrio residente de la periferia es idónea para una familia.

Actualmente ya no es necesario tener un gran capital ahorrado para invertir en este mercado. Gracias a la facilidad de acceso y a las actuales condiciones de financiación en el mercado hipotecario, cualquier persona puede acceder a proyectos inmobiliarios realizando una pequeña aportación de sus ahorros, financiando el resto, e incluso puedo diversificar sus inversiones en varias propiedades o tipos de inmuebles (viviendas, oficinas, locales).

Somos expertos en asesorar al pequeño-mediano inversor, ya que conocemos el tipo de producto que necesitan, inmuebles de 90.000€ a 100.000€, y las zonas de Orihuela en donde localizarlo, y ayudándoles a que le generen una rentabilidad en alquiler de aproximadamente un 6,5%.

Nos focalizamos en aquellas zonas de Orihuela en las que hay un alto porcentaje de operaciones de venta y alquiler, pero si un cliente necesita o tiene preferencia por una determinada zona estaremos encantados de ayudarles en localizar y conseguirle un inmueble donde nos indique.

El cliente además de ahorro económico y de tiempo, se despreocupa en todo momento del proceso de búsqueda y compra de un inmueble que le proporcionará una buena rentabilidad a medio y largo plazo, que es nuestro objetivo.

Diseñado y desarrollado por Timphouse.
Política de privacidad